Otros

Suggeriments i activitats per fomentar el llenguatge en els infants de 0 a 3 anys

jueves, 15 noviembre 2018 | A partir de 0 años, Otros | No hay comentarios

El llenguatge verbal o parla és fonamental en el desenvolupament de l’infant i té una funció de comunicació, socialització i autocontrol de la pròpia conducta, per la qual cosa es converteix en un instrument important en la seva activitat cognoscitiva.

Des de les primeres setmanes de vida, els infants interpreten les mirades, els somriures i els rostres de les persones que hi ha al seu voltant i necessiten comunicar-se amb els adults que els envolten, de manera que s’esforcen per reproduir els sons que senten. Aquest esforç variarà en funció de la motivació i la gratificació que rebi de l’entorn.

El nen o la nena necessita estimulació per iniciar-se en l’aprenentatge de la llengua, i aprèn a parlar si està envoltat d’adults que li parlen. Així doncs, l’adult esdevé el model d’aprenentatge que l’estimula a utilitzar el llenguatge com un instrument per comunicar-se. Per això és fonamental l’estimulació adequada en el desenvolupament del llenguatge per tal que prengui consciència i, més endavant, parli amb èxit. Els exercicis diaris des d’edats primerenques afavoreixen el desenvolupament de la parla.

Parlem… és una nova col·lecció que desenvolupa el llenguatge, fomenta l’observació i estimula la imaginació dels més menuts d’una manera divertida. Situacions com un passeig pel parc o les rutines prèvies a l’hora d’anar al llit ofereixen una conversa que motiva l’infant a parlar i fa les seves primeres associacions d’imatges, sons i paraules. Els seus autors són especialistes en Llenguatge Infantil.

     

 

Suggeriments:

  • Parleu a l’infant, però, sobretot, parleu amb ell. Dediqueu cada dia una estona de qualitat a conversar i jugar amb el nen o la nena.
  • Escolteu-lo amb atenció i interpreteu el seu llenguatge corporal, els seus gestos i els sons que emet perquè és la seva manera de comunicar-se.
  • Converseu amb el nen o la nena encara que no parli amb l’ajut de recursos comunicatius que l’infant tingui en cada moment evolutiu, com el somriure, el plor, la mirada, els gestos, les conductes d’assenyalar, etc.
  • Quan parleu, feu servir un llenguatge clar i entenedor, amb un vocabulari ric, i eviteu les paraules que l’infant pronuncia malament i «infantilitzar» el llenguatge.
  • Quan li parleu, feu-ho de cara i a prop, de manera que pugui observar com la vostra boca modula les paraules.
  • Anuncieu-li el que farà i descriviu el que està fent durant les activitats quotidianes perquè aprengui també el nom de l’acció o la situació.
  • Oferiu-li l’oportunitat de relacionar-se amb altres infants de la seva edat per afavorir el desenvolupament de la seva comunicació, el desenvolupament social i un coneixement més ampli de les seves pròpies possibilitats.
  • Adreceu-vos-hi amb paraules concretes, referint-vos a situacions immediates, utilitzant frases curtes i senzilles, i sempre de manera afectiva.

Activitats:

  • Repetir qualsevol so que el bebè emeti, com vocalitzacions, ploricons, esternuts, etcètera, fent torns amb ell com si s’establís un diàleg entre tots dos.
  • Jugar a produir sons consonàntics i col·locar la mà del bebè suaument damunt els òrgans actius de l’adult: llavis, coll, pit…
  • Descriure les activitats quotidianes (el bany, el canvi de bolquer, l’alimentació, treure o posar la roba, etcètera) emprant diferents recursos expressius com si fossin històries fantàstiques.
  • Ensenyar al menut làmines grans amb dibuixos d’objectes que emeten sons i imitar-los: rellotge, telèfon, moto, cotxe, tren, avió, campana, sirena d’una ambulància…
  • Pronunciar de manera clara i entenedora el nom de l’objecte que l’infant vulgui procurant que vegi el moviment dels llavis de l’adult i animant-lo a produir sons per demanar-lo.
  • Al llarg de les activitats quotidianes, formular preguntes com ara «Què vols que et doni? On és? Com es diu?», oferint la resposta i tornant a formular la mateixa pregunta.
  • Col·locar damunt la taula diferents objectes d’ús habitual, demanar-los d’un en un i felicitar l’infant cada vegada que us el doni.
  • Jugar amb els ninos com si emetessin cadenes de vocals: «aaaaa, eeeee, iiiii, ooooo, uuuuu». En altres moments, emetre cadenes de síl·labes: «pa-pa-pa, ma-ma-ma, ba-ba-ba», etcètera.
  • Proporcionar-li contes de tota mena (de cartró plastificat, de plàstic, de tela) i revistes. Animar-lo que giri els fulls mentre l’adult anomena els personatges i objectes que hi surten. Celebrar qualsevol intent de so que faci el nen com si hagués anomenat la imatge.
  • Cantar cançons molt senzilles i animar-lo a repetir-les junts.
  • Demanar-li que assenyali les imatges d’un conte que coneix molt bé mentre se li torna a explicar.
  • Gravar els sons que el nen produeix i reproduir-los quan està en silenci.
  • Sempre que l’infant assenyali alguna cosa que vulgui (aigua, pa, una joguina…), animar-lo perquè la demani amb sons i procurant que, progressivament, assagi i millori la pronunciació: ha d’escoltar l’adult pronunciar el nom, però no se li han de corregir els intents que faci.
  • Jugar amb ell a cridar de diferents maneres el pare, la mare, el seu nino preferit, etcètera: molt alt, baixet, cridant, marcant les síl·labes, allargant els finals…
  • Cantar una cançó que conegui repetint una sola síl·laba senzilla: «la-la-la-la». Anar canviant la síl·laba.
  • En passejar pel carrer, jugar a On és?: «On és l’arbre? On és el núvol? On és el gos?», etcètera.
  • No fer-li creure que entenem el que ens demana quan ho fa amb gestos i preguntar-li «Què vols?», encara que sapigueu què us està demanant. Es tracta d’estimular-lo perquè s’expressi oralment.
  • Utilitzar contes d’imatges per descriure els objectes que hi surten i, més tard, proposar-li que ho expliqueu entre tots dos a una altra persona, com ara el pare, la mare, els avis, un nino…
  • Explicar, amb l’ajut d’algun dels seus ninos, històries sobre com n’és, d’útil, fer servir el llenguatge per aconseguir el que volem: «I llavors aquest nino tenia molta set, però no sabia dir “Vull aigua” i ningú no sabia que tenia set…».
  • Ensenyar-li fotografies de familiars i, a mesura que vagi assenyalant-los, dir-ne el nom. Demanar-li que repeteixi l’activitat ell tot sol.
  • Mirar per la finestra de casa i jugar a dir què veieu: cada un ha de dir un element mentre assenyala on és.
  • Preparar una capsa amb objectes d’una mateixa família (animals, mitjans de transport, objectes de la cuina…). Mostrar els objectes un per un mentre dieu el nom de cada un i establir una conversa sobre aquests objectes en la qual l’infant elabori espontàniament frases amb aquests noms.
  • Aprofitar, quan estigui jugant sol, per preguntar-li a què juga, amb què juga…
  • Descriure un objecte conegut de la casa sense anomenar-lo perquè el busqui i el doni a l’adult.
  • Demanar-li que col·loqui alguns objectes en un lloc determinat que estigui al seu abast.
  • En tornar d’una sortida, demanar-li que expliqui què ha fet, on ha anat, què ha vist, amb qui hi anat…
  • Mentre passegeu, compreu al supermercat, etcètera, comentar el recorregut, el que està veient, el que hi ha als prestatges…, demanar-li que fiqui algun producte en una bossa, etcètera.

 

Etiquetas:

Las emociones de “El Principito”

El Principito es un libro universal y para lectores de todas las edades debido a que sus grandes aportaciones van dirigidas a la humanidad: esa es la razón de su gran éxito y de que haya traspasado las barreras del tiempo, de que se haya traducido a muchísimos idiomas y de que lo lean todo tipo de personas.

El Principito tiene diferentes lecturas: cuando lo leemos de pequeños, nos quedamos principalmente con la historia de un niño que vive en un planeta diminuto y realiza un gran viaje por el universo. Cuando lo volvemos a leer de mayores, nos fijamos en un montón de frases que exigen un análisis profundo y filosófico.

El fin de Descubre las emociones y los valores con El Principito es dar a conocer a los más pequeños a ese maravilloso personaje que es el principito y que, de esta manera, puedan identificar las emociones y valores que transmite el cuento.

Es un libro que puede ser leído en solitario y también permite una lectura interactiva del niño con el adulto, en la que este proponga preguntas que faciliten que el niño identifique sus emociones y los valores a partir de la historia, por ejemplo:

¿Por qué era feliz el prinicpito?

¿Cuándo te sientes tú feliz?

Solo o acompañado, el niño empezará a conocer el precioso mensaje de El Principito.

Este mes también llegan a las librerías otros libros de El Principito para los más pequeños con los que aprenderán sus palabras, los números, los colores y podrán disfrutar del cuento con una pequeña adaptación.

Etiquetas: , , , , , , ,

Agradecimientos

jueves, 25 octubre 2018 | Noticias, Otros | No hay comentarios

Desde este Blog queremos agradecer al Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid la concesión de la subvención a Grupo Editorial Bruño para financiar la asistencia a las Ferias Internacionales del Libro de Bolonia y Londres.

Descubre el mundo

Como venimos advirtiendo, la vuelta de las vacaciones de este año será un poco menos dolorosa. Traemos un plan de novedades en septiembre de lo más variado, entretenido y divertido. Desde la Editorial Bruño los más pequeños de la casa siempre han sido muy importantes. Nuestra voluntad didáctica para fomentar el correcto desarrollo cognitivo y asociativo de los pequeños está presente en muchos de nuestros títulos.

Hoy os presentamos tres libritos geniales que podréis disfrutar junto a los peques a partir del mes que viene. Descubre el mundo es el nombre de esta serie que ayudará a los lectores a aprender las formas, los animales, muchísimas palabras nuevas, los animales de la granja, y muchas cosas más, a través de sencillas ilustraciones y un original desplegable final con el que asociar y practicar todo lo aprendido en las páginas previas. Suena bien, ¿verdad?

Descubre el mundo. AnimalesCada animal aparece ilustrado y con su nombre para que los niños puedan asociar imagen y palabra, ayudándole así a desarrollar su inteligencia lógica y su vocabulario.

 

Descubre el mundo. Formas: El niño relacionará imagen con palabra y conceptos geométricos con objetos que tienen esa forma, desarrollando así su inteligencia lógica y su vocabulario.
Al final del libro aparece un original desplegable donde el niño deberá buscar ¡y encontrar! las formas geométricas que ha visto en las páginas previas.

Descubre el mundo. La granja: Este libro presenta a los más pequeños el mundo de la granja: quienes trabajan y viven en ella, los distintos animales que puede haber allí (vacas, caballos, aves), la variedad de alimentos que allí se cultivan (frutas, verduras…) y las máquinas que permiten trabajar la tierra.

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

Una colección de lo más divertida para los amantes del fútbol

lunes, 16 julio 2018 | A partir de 6 años, Otros | No hay comentarios

“- Bah… ¿eso es todo lo que puedes hacer, Mini Timmy? -se burló Max. Yo me levanté y me limpié el barro de los ojos.

– ¿Quieres entrar en el equipo de fútbol o en el de natación en charco? -siguió su amigote Gus.

Cuando eres de los más bajitos, no es fácil que te acepten en el equipo del colegio”.

Así empieza Mini Timmy, superestrella del fútbol, el primer libro de esta colección creada por el exfutbolista Tim Cahill.

Mini Timmy, nuestro protagonista, está deseando jugar en el equipo de fútbol de su colegio. Pero hay un problema… Como es un poco bajito, todos le pasan por encima para quitarle la pelota. ¡Necesita crecer un montón cuanto antes!

Y después.. (ALERTA SPOILER)

Mini Timmy, fútbol a lo grande 

El trabajo duro de Timmy ha merecido la pena. Es una estrella en el equipo de fútbol de su colegio ¡y el entrenador lo nombra titular! Pero también aumenta la dificultad… Los rivales son más rápidos y fuertes y el nivel es mucho más alto. Timmy deberá seguir entrenando un montón, y si llega a presentársele alguna oportunidad de brillar, ¡tendrá que aprovecharla!

Pero esto no queda aquí. Si ya has leído los dos primeros títulos te alegrará saber que la serie continúa. Si todavía no lo has hecho, ¡date prisa, estás a tiempo!

Novedades de septiembre: Mini Timmy, el minimundialMini Timmy, viviendo un sueño

 

Etiquetas: , ,

Astérix. Las citas latinas explicadas

viernes, 1 junio 2018 | Otros | No hay comentarios

Seguimos aprendiendo de la mano de Astérix y sus grandes enemigos, los romanos, las citas más sonadas del latín. Una explicación canalla, con el humor de Astérix, amena y respetuosa.

ET NUNC, REGES, INTELLIGITE, ERUDIMINI, QUI JUDICATIS TERRAM

(Y ahora, reyes, comprended, instruíos, vosotros que juzgáis el mundo)

 

Este consejo dirigido a loa poderosos no tiene nada de latín, excepto la lengua. Fue pronunciado en noviembre de 1669 con motivo de los funerales de Enriqueta María de Francia, que, a pesar de su nombre, fue reina de Inglaterra. Hija de Enrique IV y de María de Médici, Enriqueta María dio a luz a dos reyes de Inglaterra, pero también conoció la guerra civil, el exilio y la decapitación de su esposo.

Piadosa católica, tuvo el privilegio póstumo de contar con un elogio fúnebre de Bossuet. Esta mente brillante, un hombre de Iglesia, predicador y escritor francés, fue reclamado numerosas veces para enterrar a algunas personalidades que acababan de dejar este mundo.

Como tenía por costumbre aprovechar sus discursos para transmitir mensajes sabios, en esta ocasión invitó a los gobernantes a sacar alguna enseñanza de las desgracias de la pobre Enriqueta María. Al año siguiente, Bossuet pronunció el elogio fúnebre de la hija de esta, Enriqueta, esposa de Monsieur -el hermano homosexual de Luis XIV- y una de las numerosas amantes del rey. Bossuet pronunció entonces su célebre «Madame se muere, Madame está muerta».

Eruditos: la habilidad de las citas

Jacques-Bénigne Bossuet (1627-1704), apodado el Águila de Meaux (ciudad de la que fue obispo), está considerado uno de los más grandes oradores que el mundo ha conocido. Se le deben numerosas citas: «Uno halaga para ser halagado», «La muerte viene antes de que hayamos podido aprender a vivir», «Nuestros verdaderos enemigos están en nosotros mismos» o «La imaginación ayuda mucho a la inteligencia».

Etiquetas: , ,

Astérix. Las citas latinas explicadas

miércoles, 23 mayo 2018 | A partir de 10 años, Otros | No hay comentarios

 

El más famoso de los galos (por delante de Vercingétorix, ¡se siente por la Historia!) debe una parte de su gloria a los romanos. Sin estos formidables enemigos, Astérix no habría vivido tan grandes y emocionantes aventuras. Ahora bien, los romanos hablaban latín, cosa que no se les escapó a los autores de Astérix, que han sembrado sus historias de citas con frecuencia firmadas por los más grandes poetas de la Roma antigua.

Así pues, admiradores de Astérix de todas las edades, curiosos y amantes de la lengua, sapere audatem, «atrévete a saber», como decían Horacio y Kant (aunque no al mismo tiempo). Y mementote ridere, «no os olvidéis de reír», como podría haber dicho Goscinny.

Por si todavía no os ha entrado la curiosidad, a lo largo de estas semanas iremos desgranando las curiosidades de algunas de las citas latinas más sonadas de la historia. 

Ave Caesar, morituri te saluntant 

(Ave, César, los que van a morir te saludan)

El saludo de los gladiadores antes de dar comienzo al combate se utiliza hoy con ironía cuando se trata de acometer una experiencia falsamente peligrosa. Pese a que su vida era su único bien antes de pisar la arena en la que iban a jugársela, no es seguro que los reciarios, los tracios o los mirmillones pronunciaran nunca la célebre frasecita, tan apreciada, sin embargo, por los directores de películas de romanos.

Suetonio, autor latino de la Vida de los doce Césares (Alianza Editorial) recoge la cita y la sitúa en su contexto. La misma fue utilizada ante el emperador Claudio, que se llamaba César como todos los emperadores, por los combatientes de una naumaquia, una batalla naval. Aut non, les respondió el emperador Claudio, es decir, «o no». Los participantes tomaron esta agudeza del soberano por una gracia imperial y rehusaron batirse. Hubo que convencerlos manu militari y se mataron entre sí… para gran placer de la multitud.

Etiquetas: , , , ,

Cómo educar con criterio. Consejos de Javier Urra

lunes, 21 mayo 2018 | Otros | No hay comentarios

Javier Urra publica Educar con criterio, criterios para educar, una guía que pretende dar respuesta a las dudas que les surgen a los padres de jóvenes entre 0 y 16 años.

“Estimado lector: este libro constituye una joya única que nos muestra cómo enfrentarnos a cualquier situación de nuestra vida, cómo podemos superar un trauma, la muerte de un ser querido, la discapacidad de uno de nuestros hijos…, a la par que nos prepara para implantar principios y hábitos saludables en todos los campos: en la alimentación, con los amigos, en los aprendizajes; en la lucha para lograr la autonomía, la independencia y la seguridad que tanto necesitaremos; cómo tener capacidad crítica, ¡que es equivalente a aprender a ser libres!, cómo ser dueños de nuestra vida…; cómo cuidar a los niños, cómo afrontar el colegio, el instituto; cómo hacer frente a los errores, a las conductas de miedos, de riesgos, al mundo de las drogas…

Pero además se adentra en áreas que son sustanciales para nuestra felicidad, como la creatividad y el arte, la educación emocional, las familias de hoy, los hijos, hermanos, abuelos…; los juegos y juguetes; la importancia del lenguaje y la comunicación, de los límites, de uso de las nuevas tecnologías, del ocio…; qué ocurre cuando llegan las rupturas; cómo hacer frente a las sanciones, los castigos, los refuerzos…; cómo asumir la sexualidad y el amor; la importancia del sueño; la prevención del suicidio; los trastornos psicopatológicos; los valores y la trascendencia, el respeto y la espiritualidad; la violencia de género y la violencia filio-parental; el programa recURRA-GINSO para padres e hijos en conflicto… ¿Se puede pedir más?”

(Del prólogo de María Jesús Álava Reyes)

Javier Urra es doctor en Psicología con la especialidad de Clínica y Forense. Fue el primer Defensor del Menor y tiene una trayectoria profesional muy amplia y variada. Es también muy conocido por sus libros y sus intervenciones en distintos medios de comunicación.

“Compartamos con los pequeños que el verdadero humor es la capacidad de conservar la sonrisa ante la adversidad” y que “han de interiorizar que no se lucha porque se es fuerte. Se es fuerte porque se lucha”.

 

DOSSIER DE PRENSA

Yoga para pequeñitos

¿Sabes qué es el yoga?

El yoga es una tradición muy antigua que viene de la India y nos ayuda a relajarnos y a sentirnos felices. Las posturas de yoga imitan la naturaleza y a los animales. ¡Por eso cuando haces yoga, puedes rugir como un león o abrazar como un koala! Te estiras, te enrollas, te pones bocabajo o haces la forma de un puente. ¡Es muy divertido! ¡Puedes convertirte en tigre, en elefante, en saltamontes o incluso en tiburón! Yoga para pequeñitos, de Christiane Engel les enseña cómo hacerlo.

El yoga les hace fuertes y flexibles. Está especialmente recomendado para los niños más “movidos”, porque les ayuda a relajarse. Lo pueden practicar con los padres para pasar un buen rato. No importa que al principio no salgan las posturas, se perfecciona poquito a poquito.

 

 

Etiquetas: , ,

Las cartillas Micho para aprender a leer fueron un invento de tres maestras de Cuenca

lunes, 2 abril 2018 | Otros | No hay comentarios

“Es un método muy divertido. Creo que por eso fue un éxito tan grande”, dice una de las autoras

Felisa García, una de las autoras del sistema de lectoescritura Micho, posa con la primera edición, de 1981

Noticia de Verne

Morito, Canelo y Michín, hijos de papá Micho y mamá Gata, han enseñado a leer y a escribir a miles de españoles a través de sus aventuras. Esta es la primera, en la cartilla Micho, método de lectura castellana (1981), más conocida como la cartilla roja: “Cierto día, un feo abejorro pasó a su casa cuando los tres gatos estaban tranquilos y felices. El abejorro picó en la mano de Canelo que dijo: o, o, o, o, hasta que el abejorro asustado se marchó”.

El abejorro casi pica a Canelo

La imagen es de una de las cartillas que Felisa García guarda como un tesoro en su casa. Es una de las tres profesoras que crearon el popular método de lectoescritura. Nos recibe con todo el material de Micho (libros, guías para profesores, cintas musicales, letras de plástico…) sobre una cama de su casa en Madrid. “Es un método muy divertido. Creo que por eso fue un éxito tan grande”, dice García a Verne.

Micho es un icono para varias generaciones de españoles. La editorial, Bruño, asegura que en los años 80 y 90 vendieron cientos de miles de copias del método en toda España. La editorial asegura que los datos se han perdido tras un cambio de propiedad. Niños de tres a seis años aprendieron con los libros de los gatos, que pasaban de hermanos mayores a pequeños. Hasta se utilizaban para algún que otro insulto: “Este se ha quedado en el Micho 1”. Las ediciones más conocidas son las de 1981 y 1991.

A la izquierda, la edición de 1981. A la derecha, la de 1991

Estas cartillas nacieron hace 37 años en un colegio de Cuenca, provincia de García (73 años) y también de las otras dos autoras, Pilar Martínez (85) y María Isabel Sahuquillo (71). “Era el colegio Primo de Rivera. Ahora se llama colegio La Paz”, recuerda García. Empezaron a trabajar juntas en 1973. Eran las responsables de educación infantil junto a otra profesora más veterana, Emilia Canga-Argüelles. Aparece como autora en la primera cartilla, pero no en las posteriores.

Canga-Argüelles había trabajado bastante en la historia de unos felinos. “Emilia había escrito un cuento para enseñar con gatos. Era el principio de lo que se acabaría convirtiéndo en Micho”, recuerda Martínez. Las cuatro utilizaban el cuento en sus clases, una narración que hacía más atractivo un sistema de lectoescritura novedoso: el onomatopéyico, basado en enseñar los fonemas puros de cada letra (primero las vocales y luego las consonantes), asociados a señas mímicas (con manos, brazos, pies y el rostro), previas a la escritura.

Este método, desarrollado por el pedagogo Matías Martín Sanabria, supuso una revolución en la enseñanza en los años 60, como explica ABC en este artículo de 2017. “Estaba diseñado para adultos, dentro de la campaña de alfabetización de la época. Nosotras le añadimos la historia de los gatos y lo dotamos de otras muchas cosas: números, relación de letras y colores, conceptos espaciales, psicomotricidad…”, dice García. “Los niños disfrutaban una barbaridad. Aprendían pasándolo muy bien”, comenta Martínez.

De Cuenca a toda España

El método de estas tres profesoras se podía haber quedado en Cuenca, sin ningún rastro en el resto de España. Pero no fue así. En 1980, el colegio Primo de Rivera recibió a una inspectora del Ministerio de Educación. “Le encantó lo que vio. Los niños cantaban, bailaban, estaban alegres y, además, mucho más avanzados que en otros colegios. La inspectora nos animó a publicar el método. Nos dijo que si no lo quería ninguna editorial lo imprimían desde lo público”, cuenta García.

La seña de la ce era bastante sencilla

La editorial Bruño echó el lazo al método. Por entonces estaba claro que los protagonistas iban a ser los gatos ideados por la veterana del colegio. “En mi tierra, a los gatos se les llama Micho. De ahí el nombre. Los nombres de los gatos son fáciles: papá Micho y mamá Gata no hay ni que explicarlos, Michín porque se parecía al padre, Canelo porque es de color canela y Morito porque es negro”, indica García. Era otra época.

Lo mucho que hemos cambiado como sociedad desde entonces también se nota en el inicio del primer cuento: “El papá era Micho. Tenía una moto para ir al trabajo unas veces, y otras, para divertirse. La mamá, que se llamaba Gata, era una excelente ama de casa. Limpiaba, hacía la comida y por la noche contaba cuentos a sus hijitos antes de irse a la cama”.

Las autoras se repartían el trabajo: García pintaba los dibujos (“los hice con plastidecor”), Martínez desarrollaba los fonemas (“es una parte muy importante”) y Sahuquillo elaboraba textos y daba forma al todo (“era la que mejor me apañaba con la tecnología”). Las historias de cada cuento eran ideadas por todas, que se reunieron durante varios meses en casa de Sahuquillo hasta que terminaron la primera cartilla.

Han pasado casi cuatro décadas desde la primera edición del método, un éxito desde el principio. “Se vendieron cientos de miles de copias el primer curso. Viajé por toda España para promocionar las cartillas. La querían en todos sitios”, recuerda García. Varias generaciones de profesores han enseñado a sus alumnos con las cartillas Micho. “Cuando digo que soy una de las autoras, los profesores siempre me hacen muchas preguntas y me dicen lo importante que ha sido para ellos”, añade García.

Arriba, la edición de 1981. Abajo, la de 1991. El cuento era el mismo: “Pronto pasó por allí la mula Castaña rebuznando y al ver caído al gatito también quiso reírse. Pero ella no sabía hacer como los gatitos; solo sabía rebuznar: a, a, a, a”.

En su conversación con Verne, las tres destacan los detalles que hacían diferente el módelo. “Por ejemplo, introdujimos la asociación de fonemas con colores. Los sonidos fuertes eran de colores como el rojo. Los débiles, de azul. Se familiarizaban con letras y fonemas antes de empezar a escribir”, indica Sahuquillo. Algunas de las personas que fueron a educación infantil entre los 80 y los 90 con los que hablamos antes de hacer este artículo reconocen que siguen asociando las letras con colores.

En la primera edición, las tres compañeras del colegio de Cuenca eran las que cantaban en las cintas de casette, uno de los elementos más importantes del método Micho. Para la edición de 1991, la editorial contrató a un cantante profesional. También incorporó una ilustradora. El dibujo de los gatos cambió más todavía en los dos últimas ediciones, las de 2000 y 2003.

“Estas ediciones renovadas han funcionado peor que las otras”, indica García, un dato que confirman desde la editorial. Sin referencias exactas de las ediciones de 1981 y 1991, las 400.000 copias vendidas de las ediciones de 2000 y 2003 son “pocas” en comparación, aseguran desde Bruño. Así lucen hoy Morito, Canelo y Michín.

A la derecho Morito. A la izquierda, Canelo y Michín

Sin entrar en cifras, García asegura que ganaron “algo de dinero” con los libros Micho, especialmente durante los 80 y los 90. Cada una de ellas siguió enseñando en sus clases de educación infantil con su método hasta la jubilación. Y siguen siendo amigas. “A lo mejor ahora hay otro grupo de profesoras que esté a punto de sacar un método que triunfe como el nuestro. ¿Mi consejo? Que anoten todo lo que aprendan en el aula, que les servirá en el futuro a ellas y a las generaciones que vengan”, añade García, cuyos nietos aprenden a leer y a escribir con las aventuras de estos tres gatos.

 

Fuente: Verne