Cómic

Astérix. Las citas latinas explicadas

miércoles, 23 mayo 2018 | A partir de 10 años, Otros | No hay comentarios

 

El más famoso de los galos (por delante de Vercingétorix, ¡se siente por la Historia!) debe una parte de su gloria a los romanos. Sin estos formidables enemigos, Astérix no habría vivido tan grandes y emocionantes aventuras. Ahora bien, los romanos hablaban latín, cosa que no se les escapó a los autores de Astérix, que han sembrado sus historias de citas con frecuencia firmadas por los más grandes poetas de la Roma antigua.

Así pues, admiradores de Astérix de todas las edades, curiosos y amantes de la lengua, sapere audatem, «atrévete a saber», como decían Horacio y Kant (aunque no al mismo tiempo). Y mementote ridere, «no os olvidéis de reír», como podría haber dicho Goscinny.

Por si todavía no os ha entrado la curiosidad, a lo largo de estas semanas iremos desgranando las curiosidades de algunas de las citas latinas más sonadas de la historia. 

Ave Caesar, morituri te saluntant 

(Ave, César, los que van a morir te saludan)

El saludo de los gladiadores antes de dar comienzo al combate se utiliza hoy con ironía cuando se trata de acometer una experiencia falsamente peligrosa. Pese a que su vida era su único bien antes de pisar la arena en la que iban a jugársela, no es seguro que los reciarios, los tracios o los mirmillones pronunciaran nunca la célebre frasecita, tan apreciada, sin embargo, por los directores de películas de romanos.

Suetonio, autor latino de la Vida de los doce Césares (Alianza Editorial) recoge la cita y la sitúa en su contexto. La misma fue utilizada ante el emperador Claudio, que se llamaba César como todos los emperadores, por los combatientes de una naumaquia, una batalla naval. Aut non, les respondió el emperador Claudio, es decir, «o no». Los participantes tomaron esta agudeza del soberano por una gracia imperial y rehusaron batirse. Hubo que convencerlos manu militari y se mataron entre sí… para gran placer de la multitud.

Etiquetas: , , , ,

Las entrañables aventuras de El Principito, ¡ahora también en cómic!

El Principito, ese gran clásico de Antoine de Saint-Exupéry que a todos nos cautivó con su ternura, ha pasado del libro a la animación en 3D y de la animación, en una serie de cincuenta y dos capítulos que emite con gran éxito Disney Channel, ahora pasa también al cómic de la mano de la editorial Salvat.

En esta nueva colección, las aventuras de El Principito permanecen fieles al espíritu del libro original y están avaladas por los herederos del autor. Son cuatro preciosos números en formato A4, editados en tapa dura y a todo color. Como extra, en las páginas finales de cada libro, famosos autores de cómic franceses hacen su particular versión del Principito.

El Principito, 1. El Planeta de los Eolianos. En él, nuestro entrañable personaje descubre a un pueblo que vive gracias al viento, pero éste, por desgracia, está empezando a desaparecer. El Principito y su amigo Zorro investigan y encuentran al culpable. Al final, encontraremos unas preciosas viñetas de Moebius, llenas de ternura e ironía.

El Principito, 2. El Planeta del Pájaro de Fuego. El Principito y Zorro siguen viajando y descubren un planeta abrasado; según sus habitantes, que viven refugiados en una caracola flotante, el culpable es el Pájaro de Fuego, pero eso tendrán que demostrarlo. En esta segunda entrega, las viñetas finales están llenas del humor del dibujante francés Tebo.

El Principito, 3. El Planeta de la Música. En este lugar las cosas no marchan bien pues los instrumentos de música que salen de la fábrica están todos estropeados y el problema es que Eufonie, la cantante que marca el ritmo de trabajo, últimamente está muy triste y canta fatal. ¿Mal de amores? El Principito y Zorro tendrán que averiguarlo y solucionarlo. En esta tercera entrega encontraremos unas viñetas homenaje de Convard & Griffo.

El Principito, 4. El Planeta de Jade. En el planeta de los litianos están todos muy preocupados porque las zarzas amenazan con destruir su ciudad. Lo más sensato sería huir, pero la reina Jade se niega a hacerlo mientras no regrese su hijo, Mica. El Principito y Zorro tendrán que ir a buscarlo y ayudarles a salvar su planeta. Al final de esta cuarta historia encontraremos el especial homenaje de Matthieu Bonhomme.

Disfrutar de las aventuras de El Principito, una gran forma de comenzar el verano.


Etiquetas: ,